martes, 18 de noviembre de 2008

Tabaré: ¿Cuál fue la patria que te eligió?

Opinión acerca del veto de ley de Salud Sexual y Reproductiva en Uruguay


La totalidad de los votos fueron de su propio partido, pero eso no le importó a Tabaré Vázquez, presidente de la República Oriental del Uruguay, para vetar, el pasado jueves, la ley de Salud Sexual y Reproductiva que incluía la despenalización del aborto.

Parte del texto que el Poder Ejecutivo oriental envió al Senado justificaba la decisión, entre otros elementos, con supuestas estadísticas de países en donde el aborto es legal: “Hay consenso en que el aborto es un mal social que hay que evitar (…) En los países que se ha liberado el aborto, éstos han aumentado. En los EE.UU., en los primeros diez años se triplicó, y la cifra se mantiene: la costumbre se instaló. Lo mismo sucedió en España".

Las voces en contra de este controvertido veto no se hicieron esperar. Al día siguiente de que se diera la noticia de la prohibición de la Ley, una multitud se juntó en la plaza Cagancha para protestar. "Su voluntad no representa la voluntad del país", expresó en un comunicado el grupo CNS Mujeres. Además, según una encuesta realizada por la empresa Interconsult, el 57% de los uruguayos aprueba esta ley, el 42% está en contra y sólo un 1% dice no tener posición formada sobre este tema.

Tabaré, oncólogo y de supuesta tendencia socialista, ya en 2006 había comunicado que estaba dispuesto a recorrer “todos los caminos constitucionales” para impedir que la despenalización del aborto fuera aprobada. Su opinión acerca del tema es conocida desde hace mucho tiempo y la comparte con su esposa, María Auxiliadora Delgado San Martín, ferviente militante católica. Por eso, hizo oídos sordos a los pedidos de los legisladores de su propio partido para que reflexionara acerca de su decisión.

El veto de esta ley aparece como una traba para la despenalización del aborto que hace tiempo existe en varios países alrededor del mundo. El Poder Ejecutivo uruguayo al afirmar que “la costumbre se instaló” en los lugares donde esta práctica es legal, no está tomando en cuenta al cuerpo de la mujer y al trauma que significa pasar por esa situación. ¿Quién quisiera sufrir un aborto? ¿Por qué una mujer no tiene la suficiente libertad para decidir qué hacer con su cuerpo? Queda claro que mientras el aborto no se legalice, seguirá practicándose clandestinamente, provocando –sólo en Uruguay– más de 30 mil por año. Queda en manos de los gobernantes hacer cumplir los deseos y las necesidades del pueblo que los eligió, dejando de lado sus intereses y opiniones personales.

-Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir-


¿Vos qué opinás del veto de la Ley?

2 comentarios:

Pablo dijo...

interesante el blog, cuando tenga más tiempo leo todo. Felicitaciones por el premio...

£indelen dijo...

Me gustó mucho esta nota!

Mi opinión en pocas palabras es q era más que obvio lamentablemente que Tabaré iba a reaccionar así porque hasta que no se logre la separación total de la Iglesia del Estado estas cosas seguirán pasando, al igual que sucede acá en Argentina. Cristina Fernández acordó con la Iglesia no tratar el tema de aborto, y su diputada Ocaña afirmó que se trata de un tema de "política criminal".

Y mientras 500 mujeres mueren por año sólo en Argentina, y 4000 sólo en América Latina por consecuencia de abortos clandestinos los gobiernos responden: vetando la ley que reclama el pueblo en Uruguay y acá en Argentina sin siquiera cumplir la ley vigente de casos en los que es legal y cajonando el nuevo proyecto de ley.

¡¡y como son esas las respuestas que encontramos hasta ahora y está mas que claro que ningún gobierno de turno nos va a regalar nada (aún con una mujer a la cabeza, pues no nos engañemos más) nuestro grito tiene que ser aún mas fuerte!!!

¡¡Porque nuestros derechos no se mendigan, se conquistan!!

las y los invito a leer otra nota del mismo tema en cuentión:

http://www.pyr.org.ar/spip.php?article577

y felicitaciones por el premio!!!

Helena