lunes, 3 de noviembre de 2008

Media mañana por Belgrano

Ellas están, pasan sus días tomando un cafectio en un bar de Belgrano. Pasan con soltura su preocupación con respecto a la re estatización de las AFJP a un tema más candente y que genera, sin lugar a dudas, más debate: cómo peinar los rulos de la adolescente que las acompaña en su jornada intelectual.

En la otra punta de la vereda, el nuevo lugar codiciado por los fumadores, hay dos yuppis que están de paso. Su elevado tono de voz sólo busca la admiración de quienes nos encontramos circunstancialmente a su lado. Hablan de mega negocios en tiempos de recesión financiera, unos valientes. La madre le llama la atención a su hija –sí, la de los rulos existencialmente descontrolados- para que evalúe a los aceptables futuros maridos.

Suena el celular. Esta vez las noticias son para la nueva mejor amiga de las cremas para peinar. Según nos informa, con voz lúdica, fue elegida por su “escuela de moda” para presentar un bosquejo de los diseños de la pasada que tendrá la revista Gente en un desfile marplatense. El pecho de la madre cincuentona y el de su amiga encapsulada en botox se inflan como los de los gallos cuando están a punto de aparearse.

Los chicos Legacy, por su parte, siguen ostentando y la imagen de Sebastián Forza viene a mi mente. Lograron acaparar la atención de todos una vez más. “Yo le dije que fume, que el trato ya está cerrado”, deslizó en tono chillón el de camisa roja. Mucho ruido y pocas nueces. El mozo agradece los cincuenta centavos que dejaron los nuevos ricos y registra sus caras, por si acaso.

Mientras tanto, ellas siguen haciendo ruido. No espara menos, la nena se consagró.

2 comentarios:

Ale dijo...

que linda cronica enana

m. dijo...

Gracias