lunes, 22 de diciembre de 2008

After Luca, el comienzo del mito

Lo encontraron la mañana del 22 de diciembre de 1987. Estaba acostado en la cama, en posición fetal y con una sonrisa en los labios. Las paredes y el piso a la antigua casa ubicada en la calle Alsina, entre Defensa y Bolivar, delataban el tipo de vida que él llevaba. Se sospecha que Luca murió entre las nueve de la noche del lunes 21 y las tres de la mañana del martes.
El domingo anterior había brindado, sin saberlo, su último show, en el club Los Andes, en Lomas de Zamora. Habían ido unas 500 personas y para cerrar tocaron dos veces el tema “Fuck you”.

Ese fue el final de su existencia y el comienzo del mito. Como se dijo infinidad de veces, la banda nació y murió con Luca.
De esta manera, Sumo cerró una carrera vertiginosa–que comenzó en 1981– pero no por eso menos exitosa. Todo lo contrario. Sumo es una de las bandas con mayor repercusión a nivel nacional y con gran llegada a los jóvenes. Hoy, la cara de Luca se reproduce hasta el cansancio en las remeras de los adolescentes, su nombre se sigue coreando en los recitales, sus canciones son clásicos y reviven como covers, y el “Luca not dead” se lee en los graffitis. Me pregunto que hubiera pasado si Luca no se hubiera muerto. Me contento con lo que dejó: cds, videos, audios. Así… No los comparte con ustedes.
Materiales extraídos de la web.

video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dónde estaría luca ahora? y...seguro que desintoxicándose en alguna estancia de Palito Ortega

Anónimo dijo...

Grales, goles gales